Enfermedades aliadas de la pérdida auditiva


Diabetes, hipertensión y obesidad son algunas de las enfermedades que favorecen la aparición de sufrir una pérdida auditiva.

- Diabetes. Es un trastorno del metabolismo que afecta a diferentes órganos y tejidos entre los que se encuentra el oído, al que ataca destruyendo las estructuras más finas del oído a causa de los aumentos de glucosa y falta de oxigenación en sangre.

- Hipertensión: Enfermedad crónica en la que se produce un aumento continuo de los niveles de presión sanguínea que puede afectar a la arteria auditiva interna obstruyéndola, provocando la disminución de la respuesta auditiva.

- Obesidad: es un factor de riesgo común a la hora de padecer problemas de audición. Según un estudio del Departamento de Otorrinolaringología, Cirugía de Cabeza y Cuello de la Universidad de Columbia en EE.UU un 15% de los adolescentes obesos presentan déficit auditivo neurosensorial comparado con el 7,8 de adolescentes con peso normal.

Debemos mantener un estilo de vida saludable y equilibrada para prevenirnos de estas enfermedades, cuidando nuestra alimentación, evitar el sedentarismo y descansar diariamente las horas recomendadas.

26 vistas0 comentarios